miércoles, 25 de junio de 2014

ENTREVISTA Mg. MAXIMILIANO CAMPOS RIOS

20:50

Mg. Maximiliano Campos Ríos



Entrevista


1)      Cuales son las diferencias entre una alternativa electoral y una alternativa de poder? En un país como la Argentina, cuales son a tu criterio los factores que permiten a un partido o frente, constituirse en ambas al mismo tiempo?

Acá hay que discernir entre coaliciones electorales y coaliciones de gobierno. En términos generales el espacio no peronista ha sido bastante exitoso en construir coaliciones electorales exitosas. Triunfó en el ‘83 y en el ‘99, pero ha sufrido en el poder los embates corporativos de una sociedad a la que le cuesta la práctica democrática. Esto produjo el estigma (que no es un monopolio radical) de no culminar los mandatos. También es importante discutir qué se considera “gobernar”. Dado que “terminar el mandato” es un tanto reduccionista, por ejemplo, mientras que gobernar es gestionar, es buscar la transformación constante de la sociedad, de resolver los problemas de la gente, más allá de los intereses de las corporaciones.
En Argentina es imperioso pensar en un esquema que invite a reflexionar sobre una coalición electoral, en la que confluyan distintos partidos pero que tengan un acuerdo general de gobierno, para construir luego una coalición de gobierno. Con un acuerdo de este tipo, con políticas públicas comunes para los temas centrales del Estado, se puede pensar en una coalición de gobierno, más allá de ganar una elección. Aquí los factores son varios y la coyuntura juega un rol central. Hoy, con un gobierno que llega a su fin, sin posibilidad de reelección, marca el fin de una etapa. Una cercanía ideológica y con proyectos comunes sobre temas como el desarrollo del país, la cuestión energética, las telecomunicaciones, la política social y un programa económico, son un buen indicio para conformar una coalición de gobierno a largo plazo.

2)      En el marco de esa comparación cómo ubicas a Scioli, Massa y los candidatos del FAU Binner, Cobos, Sanz y Carrió.

Scioli representa a la vez la continuidad y la ruptura de una forma de hacer política y representa en gran medida al kirchnerismo. Massa, intenta romper con esa estructura, y mantenerse dentro del peronismo, pero siempre diferenciándose del kirchnerismo. Ambos a la vez, pueden confluir en esa idea de continuar con el peronismo en el poder, con cierto sector kirchnerismo pero intentando separarse de una forma muy particular de administrar el poder. Podría constituirse aquí una coalición electoral, pero no sería fácil que se constituya una coalición de gobierno debido a las diferencias entre ambos, al rol del kirchnerismo y sobre a los intereses corporativos de algunos posibles aliados.
El FAU tiene en primer lugar una gran ventaja que es no ser parte de este gobierno, y ser un gran acuerdo de la oposición. Representa la posibilidad de terminar con el peronismo en el poder y marcar el comienzo de una nueva forma de administrar el poder en Argentina. De todas formas, y como ya demostraron tanto UNEN en Capital Federal, como el Frente Progresista Cívico y Social en Santa Fe, se pueden constituir coaliciones electorales exitosas, ahora eso se replica en el país. Hay un acuerdo legislativo que busca impulsar proyectos conjuntos entre las distintas bancadas que hoy componen el FAU. Resta un acuerdo de gobierno, con un programa conjunto que abarque las problemáticas más urgentes del país y que plasme una línea de acción, más allá de quien gane las PASO y quien pueda ser el futuro presidente del país. Creo que van en esa línea.


3)      Como visualizas el escenario del pos Kirchnerismo en cuanto al estilo de comunicación política, teniendo en cuenta a Massa, Scioli o UNEN (Binner, Cobos, Sanz y Carrió) entre las variantes con posibilidades de triunfo?

La comunicación, y sobre todo, las redes sociales, son hoy en día un factor fundamental para una carrera presidencial. El caso del Presidente Obama lo demuestra muy bien. En nuestro país, esto está comenzando recién. De todas maneras, los candidatos que mencionan en la pregunta tienen estilos muy distintos. Massa y Scioli mueven un aparato comunicacional muy grande, con imposición de marcas, logos, estilos y con un gran poder simbólico. Por el contrario, los candidatos de FA-UNEN no logran desarrollar una estrategia comunicacional conjunta,  lo cual no quita que puedan desarrollarla.
Pero si pensamos en un gobierno pos kirchnerista creo que los candidatos peronistas intentarán hacer uso del poder simbólico del peronismo, de las figuras y de los símbolos partidarios. Mientras que FA-UNEN deberá lograr generar una estrategia que le permita imponer un estilo propio. Todos, sea quien sea el presidente, deberán tener un estilo de comunicación que evite la confrontación y rompa con la lógica de amigo-enemigo que se extrapola a todos los campos: a los medios de comunicación, a los gremios, a los empresarios, a los actores, a las cámaras empresarias, incluso a los partidos políticos.
Scioli, al igual que Binner y Sanz dan muestras de avanzar en una “pacificación” en términos comunicacionales, evitando la agresión y sobre todo sumando al debate público. Carrió creo que siempre tuvo su estilo propio, que podría ser más confrontativo. Massa es una gran incógnita, aunque intenta desprenderse de su pasado, fue parte de un proceso de mucha crispación del gobierno en una situación coyuntural muy compleja. 


4)      Crees que en un gobierno pos kirchnerista habría cambios en cuanto a la política exterior de la Argentina con el Mercosur, EEUU, UE y China?
   
Creo que los cambios rotundos en política exterior no son muestra de seriedad, ni permitirán que la Argentina vuelva a insertarse en el mundo. Sí creo que cada estilo de ejercer el poder de cualquiera de los presidenciables que mencionamos dará cuenta de una visión particular con respecto al tema de las relaciones internacionales.
No es menor pensar que de aquí al año próximo la coyuntura internacional pudiese cambiar, y que el crecimiento de China es año a año más importante. Por otro lado, Estados Unidos comenzará a fines de 2015 una transición política que durará casi un año. Por tanto, quien asuma el gobierno deberá tener presente todo este panorama. Sin lugar a dudas que un cambio de gobierno puede marcar un cambio en políticas centrales que permitan a la Argentina volver a insertarse en el mundo, evitando confrontar con otros países y organismos internacionales, sino trabajando en pos de la cooperación, volviendo al rumbo histórico de las relaciones internacionales de nuestro país. A su vez, una buena forma de relacionarse con los principales bloques económicos y países permitirá abrir nuevos mercados, pero sobre todo intentar retornar al dialogo por la soberanía de Malvinas.

5)      Teniendo en cuenta el crecimiento de Brasil, es posible que en el transcurso de un tiempo se transforme en una potencia hegemónica dentro de Latinoamérica, cual debería ser la posición de Argentina al respecto?

Ambos países se han mantenido cercanos en los últimos 25 o 30 años, por tanto no creo que deba modificarse esa situación. Para Argentina es importante contar con el apoyo de Brasil y mantener una agenda bilateral conjunta no solo en tema económicos, sino políticos y sociales que permitan el crecimiento conjunto. Una posición en este sentido podría ser de beneficiosa para nuestro país y marca un punto de partida importante para que el MERCOSUR vuelva a tener importancia global.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por escribirnos.

 

© 2013 Política 365. All rights resevered. Designed by Templateism

ir arriba